15 febrero 2006

Cine de terror fantástico: la pesadilla del cine

Lejos han quedado ya esas películas de terror que jugaban con la psicología de los personajes y retorcían los argumentos de tal modo que era una verdadera delicia indagar en ellos. Ahora lo cool, lo que se lleva, es el cine de terror fantástico. Este género, tan salvajemente explotado por las productoras asiáticas, juega con cuántos elementos fantásticos sean necesarios para dar solidez a tramas que, ya desde un principio, carecen de lógica. Películas como Psicosis en la que cada avance en la historia supone un dulce y harmonioso movimiento en una partida de ajedrez perfectamente planeada dan paso a películas como The ring, en la que -a falta de originalidad- cada movimiento se sucede por pura invención de un nuevo elemento paranormal. Deberíamos aprender de películas como Los pájaros o El resplandor en los que los sucesos paranormales aparecen de manera casi anécdotica o simplemente sirven de excusa para iniciar una buena historia.

Así es como el cine que antes llamabamos de terror fue desterrado, en el mejor de los casos, al thriller psicológico. Ocupando su lugar se encuentra el incomprensible y extrañamente bien acogido Cine de susto. Simplemente, me siento como un lector que deja de leer a Stephen King o a Agatha Christie para empezar a leer la serie de Pesadillas de R.L. Stine.

2 comentarios:

Adam Reiss dijo...

Estoy totalmente de acuerdo contigo. Pero hay que tener en cuenta que la gente hoy en dia se contenta con poca cosa, por no hablar de que los guionstas de cine parece que se han quedado sin ideas. Lo poco bueno que he visto últimamente són adaptaciones de libros y remakes de películas. Aunque la última que he visto, Crash, no está mal y el guión es bastante original.

Asi que sólo nos queda rever las viejas películas o esperar que ocurra un milagro y salga algún guionista que haga algo decente.

Jill Bioskop dijo...

A ver si me entiendes, en el cine de terror siempre ha habido dos tendencias: Las películas buenas y las películas "susto" que aunque no lo parezca no siempre van dirigidas a público adolescente.

¿Qué me dices de la mayoría de películas de zombies que nuestros jóvenes padres veían aterrorizados?
La noche de los muertos vivientes, Cut, nuestro carismático Fredie (y sus tropecientas secuelas), Viernes 13 (y sus millones de secuelas), el otro con máscara cuyo nombre no me acuerdo (y sus billones de secuelas), etc.
Siempre habrá terror del bueno y terror del malo y, misteriosamente, siempre será más abundante el de tetas y sustos que el que nos deja incrustando las uñas al sillón.

Siempre hubo, siempre hay y siempre habrá.¡La gracia es que tan solo las películas buenas sobreviven con los años y se siguen viendo! Por lo tanto parece que en un pasado las películas eran mejores, pero creeme, la mayoría eran igual de malas.

Pd.:Corroboro intensamente lo que dice Adam Reiss sobre los guionistas y añado que son incapaces de hacer a un "macho" sin hacerle decir gilipolleces como la de "te mato con mi taza de té" o "¿no lo sabes? entonces muere".
También me jode que todo personaje que haya salido de la cárcel te cuente la historia de soy el niñito bueno y la culpa fue del policía, me engañaron, etc.