15 marzo 2011

Segundo día de trabajo

En Nocani Corp se toman muy en serio el número de minutos que pasas dentro de la oficina. Puedes estar rascándote los huevos pero deberás hacerlo hasta cumplir las 40 horas semanales o hasta que se te caigan las pelotas y puedas pedir la baja laboral. Ayer, al ser mi primer día, entré a las 9 ya que es la hora a la que entraban los de recursos humanos. Eso implica que hice una hora menos y la he tenido que recuperar hoy. Me he visto obligado a estar no-trabajando durante diez horas y media. Agotador.

Y es que ahora mismo no soy nada productivo en la empresa. Me dedico simplemente a intentar desentrañar el funcionamento de Nocani Soft, algo que parece que los demás tienen muy claro pero que no lo han dejado escrito en ningún lado. Es una cualidad común a programadores, madres y líderes políticos. Me pregunto qué tendrán en común. Por si fuera poco, como el tiempo apremia no hay nadie designado para formarme. Poco a poco, y gracias a la paciencia de Mr. Rae* al responder todo lo que pregunto, voy progresando. Al final del día hasta he encontrado mi primera aberración no ortográfica en el código, eso me hace pensar que algún día podré ser útil. Por alguna razón ver a gente exponer públicamente sus miserias nos hace sentir mejor. Puede que esa sea la explicación a la audiencia de Telecinco.

Como decía al principio, en Nocani Corp no es tan importante lo que hagas en la oficina como el tiempo que estés en ella. Eso hace que haya bastante buen rollo. De momento ya he recibido mi primera amenaza de muerte a través del correo interno. Alguien estaba visiblemente enfadado por el hecho de que me hubieran asignado el sitio de la oficina al que él tenía intención de mudarse.

Otras prácticas habituales de compañerismo incluyen colar a los demás una imagen de un hombre con un anillo en su mano izquierda que se ensancha el ano y el recto hasta un diámetro similar al ancho de su propia mano. Cuantas más veces mejor y vale cualquier técnica. Conmigo ya lo han intentado dos veces. La primera vez era mediante una URL, demasiado fácil para picar. La segunda vez habían introducido la imagen en miniatura dentro del envoltorio de un chicle que me han ofrecido. Una táctica infalible si no fuera porque al compañero que tengo justo al lado también le apetecía un chicle. Al final me he salvado pero seguro que me esperan cosas más duras mañana.

*Mr. Rae es amigo mío desde hace años. Se ha ganado el mote porque he conseguido identificar que un trozo de código suyo por un comentario en el que hablaba de "obcion", "mensage" y otros términos del suajili.

4 comentarios:

Jill dijo...

No voy a caer en darle al enlace. xD

Malkev Malkavian dijo...

El enlace es a la wiki, te lo dice el navegador. xD

Y espero que sigas contando tus jornadas laborales, porque me parece que puede llegar a ser un cachondeo. xD

Speedygirl dijo...

Hombre, con amenazas de muerte por correo electrónico y todo... eso es el paraíso! XDDD

worm dijo...

Jill, como dice Malkev el enlace es SFW, sino lo indicaría :P

Malkev, podría contar muchas chorradas del trabajo pero al final del fía muchas veces no me apetece ponerme a postear, sobretodo cuando tengo que trabajar por la tarde. A ver si esta semana que entra cojo mejor el ritmo de vida y posteo más cosas.

Speedy, sí y de hecho la situación se ha tensado más. Hay tradición de ir a comer todos los de la oficina los viernes por la tarde. Voy a intentar ir el viernes que viene para empezar a crear lazos xD