30 marzo 2011

Mis tres chorradas para el apocalipsis zombie

Tras la resaca de la mini quedada blogger en Mallorca vuelvo a la carga. Hoy toca hablar de zombies, no voy a comentar nada de la quedada porque ya lo han hecho a la perfección Zorro, Jill y H@n. Así que vamos con el Blog Carnival de esta semana, para los despistados la propuesta era la siguiente: ¿qué tres cosas innecesarias os llevaríais a una isla desierta un apocalipsis zombie?

Algunos me preguntaban desconcertados a qué me refería con cosas innecesarias. Para los fans de McGuiver: un clip en sus manos puede ser la más letal de las armas, pero para el resto de mortales es un sustituto cutre de la grapa. Así que, aclarado este punto, todavía nos queda un amplio abanico de productos para escoger. Por mi parte reconozco que he tenido que buscar inspiración en las tiendas de chinos, esos expertos en moldear el PVC para fabricar infinitud de cosas con tan poca utilidad como esperanza de vida pero que, sin embargo, deseamos con todas nuestras fuerzas. Las todo a cien son algo así como las Apple Store de la vida cotidiana.

Las pelis de zombies nos han enseñado que en todo apocalipsis zombie hay momentos para la supervivencia y la angustia y momentos en los que decapitar a zombies de la manera más exagerada posible a ritmo de música country. Y si no hay esos momentos no es una peli de zombies de verdad. Como quiero ser un superviviente zombie de los que molan, y no de los que mueren para salvarlos a todos, he decidido escoger mis opciones combinando tanto el punto de vista lúdico como el utilitario. Ahí van.

1. Una docena de pares de calcetines. Probablemente el mejor invento de la humanidad. Ya comenté por qué adoro los calcetines. El único inconveniente es que su potencial armamentístico es limitado. No son peligrosos por si mismo pero sí indirectamente, son como las gafas de Cíclope de los X-Men. Solo hace falta que me los quite para desatar un segundo apocalipsis, y éste sí que sería fatal.

2. Una bragas de abuela. Protección absoluta contra cualquier cosa, mejores que el kevlar (sí llevan desde la primera guerra mundial inmutables es por algo). En tamaño estándar cubren la totalidad del torso. Su potencial lúdico es limitado, ¿aunque quién soy yo para rechazar la gerontofilia? En tiempo de guerra todo agujero es trinchera.

3. Un palo. Es el objeto versátil por excelencia, conocido y usado en todas las civilizaciones. Tan potente que hasta Goku tenía uno. Tan sencillo que es utilizado en el 90% de inventos españoles: el Chupa Chups, la fregona, el futbolín y el garrote vil entre otros. Puede servir como arma, para saltar con él a modo de pértiga, para asar un rata de alcantarilla o incluso como mejor amigo en caso de soledad.

Ya sabéis, si veis a un tipo vestido únicamente con unas bragas por camiseta y unos calcetines mientras revienta zombies con un garrote: ese no soy yo, es un gilipollas que ha leído esto y se lo ha creído.

7 comentarios:

Malkev Malkavian dijo...

El palo me lo llevo de casa, que los de campo son muy sosainas. xD

Kurai dijo...

xDDDDDDD

gerontofilia... no lo había escuchado nunca xD

H@n dijo...

Yo te cogería el palo, le colgaría el tampax y ya tenemos zombies adiestrados que podrían arrastrar un carro con todos nosotros encima =B

El Zorrocloco dijo...

Kurai, no me jodas que no conoces a Gerontobear! XD

Y cuidado, un calcetín lleno de monedas o con una piedra dentro es capaz de reventar una cabeza. Y si los cortas sirven para hacer vendajes o atar cosas. Coño, si al final van a molar los calcetines.

Speedygirl dijo...

jajaja, frío no ibas a pasar, desde luego, entre las bragas y los calcetines.. XDDDDDDDDD

Jill dijo...

Te imagino y estás tremendamente sexy. Vamos, que yo te daba. xDDD

Patitiesa dijo...

Las bragas de abuela también valen de tirachinas para lanzar el palo, ¿no?